LA TRAGEDIA PATAGÓNICA

           (“.... entrecruzamiento tal de series de intereses que se pierden en la conciencia como los hilos de un tejido; en sí, cada uno es continuo, pero en la superficie sólo aparecen fragmentos limitados, y el resto de su transcurso se produce por debajo de otros hilos que aparecen con la misma alternancia en la superficie. El entretejimiento espacio-temporal en todas estas series en una unidad, impide que la imagen de la historia se desarticule en fragmentos inconexos”. (George Simmel, “Problemas de Filosofía de la Historia”, Pág.7)

 

           Comentarios

           Hombres, acciones y escenario se entremezclan en un lugar y un tiempo críticos: un vasto territorio --“tierra maldita de Darwin-- desoladoramente lejano, aislado por la incomunicación, devastado por la soledad, increíblemente despoblado y agobiado por la debilidad funcional de sus gobernantes, al par que presionado por el latifundio, las exacciones del capital internacional y acechado por las pretensiones de otras potencias. Allí, germina la más heterogénea mezcla de ambiciones políticas, reivindicaciones económicas y fanatismos ideológicos, usufructuando inhumanamente las esperanzas de una población obrera sumergida. El autor del presente trabajo, “La tragedia patagónica”, coronel Orlando Mario Punzi, es un estudioso de los temas históricos poco o mal conocidos y sus antecedentes aseguran la honestidad intelectual con que ha encarado la difícil tarea de afinar la investigación, analizando uno a uno los hilos del tejido que amparan la verdad de los acontecimientos que se estudian en este libro.

Grl. Tomás Sánchez de Bustamante

           “Vaya teniente coronel, vea bien lo que ocurre y cumpla con su deber”.

           Esta difusa orden fue impartida por el entonces Presidente de la Nación Dr. Hipólito Yrigoyen al Tcnl. Héctor Benigno Varela. Así –al frente de su Regimiento 10 de Caballería- partió a centenares de kilómetros, desconociendo el terreno y la situación; sin medios ni recursos acordes con la gravedad de los hechos. Pero tenía clara su misión: tenía que sofocar la rebelión anarquista que asolaba el suelo patagónico.

           La epopeya cristalizó con éxito luego de varios meses de lucha sin cuartel; los sufrimientos y penurias no doblegaron a un puñado de valientes que logró restablecer la paz y afirmar la soberanía en una tierra siempre disputada y escasamente protegida.

Editorial Militar

Volver

 
 
inicio - biografia - antecedentes - carta del poeta - bibliografia - fotos - contacto
 
 
Diloog